miércoles, 24 de agosto de 2011

Reseña de Tres metros sobre el cielo, Federico Moccia

Título: Tres metros sobre el cielo (Tre metri sopra i cielo)
Autor: Federico Moccia
Editorial: Planeta
 
Colección: Planeta Internacional
Nº de páginas: 464
Encuadernación: tapa dura

Fecha de publicación: octubre 2008
Precio: 18 €
(También disponible en edición de bolsillo por 8'95 €)
Continuaciones: Tengo ganas de ti
Ha sido llevada al cine tanto en Italia como en España.
Si te ha gustado este, también te gustarán: Perdona si te llamo amor, Carolina se enamora, Esta noche dime que me quieres, Besar a un ángel

SINOPSIS

En Roma, como en cualquier otra ciudad del mundo, los adolescentes quieren volar, buscan caminar <<tres metros sobre el cielo>>. Las chicas como Babi se esmeran en sus estudios, hablan del último grito en moda y se preparan para encontrar al amor de sus vidas; los chicos como Step prefieren la velocidad, la violencia, el riesgo y la camaradería de las bandas, pero todos ellos se implican en la vida como si cada segundo fuera el último. Pertenecen a mundos distintos, desean cosas distintas pero tienen algo en común: el amor que les hará flotar y sostenerse, el amor que les hará encontrarse y cambiar. Ellas se volverán más salvajes; ellos más tiernos. Mientras, allí abajo, la vida real ya les reclama.

Tres metros sobre el cielo es una comedia romántica y un retrato de la efímera adolescencia. Y tiene una historia muy especial: publicado por primera vez en 1992, en una edición mínima pagada por el propio autor y que se agotó inmediatamente, fue fotocopiada una y otra vez, y circuló de mano en mano hasta que se reeditó en 2004, convirtiéndose en un espectacular éxito de ventas.

OPINIÓN

Este libro nos cuenta la historia del primer gran amor entre una chica de bien (Babi) y el típico “chico malo” (Step”. Tras varios encuentros, un intenso, peligroso y apasionado amor comienza a crecer en ellos. Un amor que tendrá que superar no sólo el hecho de que pertenecen a mundos diferentes, sino también sus diferencias en sus actitudes.

Me asombra de este libro el desarrollo que experimentan todos sus personajes: jóvenes como nosotros mismos que crecerán con su historia.

Step es un chico problemático y violento, atormentado por un terrible pasado que trata de olvidar. Su corazón es distante y frío, pero quizá Babi consiga romper esa coraza y llegar hasta él.

Babi, por el contrario, es la típica chica bien, rubia, de ojos azules, con una familia perfecta y un carácter dulce y calmado.

También hay que destacar otras historias secundarias que se entrelazan con la de nuestros protagonistas, como la de Pallina y Pollo, amigos de ambos; la de la hermana de Babi, Daniela; o la de sus propias familias.

La historia no es, con casi total seguridad, muy original; sin embargo, pronto nos olvidamos de ello al conocer a los personajes y al ir adentrándonos en su historia poco a poco. La forma de escribir del autor, Federico Moccia, en tercera persona del singular, acelera y da ritmo a las cosas, pero es esta forma de escribir la que resulta adictiva y nos encanta.

Un final realista, duro y amargo. El libro nos muestra la cruda realidad: la vida no es un cuento de hadas. Una simple decisión puede cambiar nuestras vidas para siempre.

Esta magnífica novela es, al mismo tiempo, divertida y dramática, simple y compleja. La juventud de hoy en día queda perfectamente reflejada en ella. Un libro perfecto para esas tardes de verano bajo el sol en las que nos gustaría poder evadirnos con ese alguien especial y llegar a estar a tres metros sobre el cielo…

SPOILERS


“Un poco más abajo, como un pequeño aguilucho protegido por aquellas rapaces zarpas de mármol, está sentado él.

El pelo corto, casi al rape, a ras del peine y alto en el cuello como un marine, una cazadora Levi’s oscura.
El cuello levantado, un Marlboro en la boca, las Ray-Ban en los ojos. Tiene aire de duro, aunque no lo necesite. Una sonrisa preciosa, a pesar de que no sean muchos los que han tenido la suerte de poder apreciarla.”

“El coche se pone de nuevo en marcha, arrastrado por la corriente. Ella querría saber <<¿Dónde está el amor?>>. Pero ¿existe realmente?”

“El sol está ascendiendo en el cielo, es una bonita mañana. Ella se dirige al colegio, él todavía no ha ido a dormir desde la noche anterior. Un día cualquiera. Solo que ambos se encuentran en el semáforo. Y por eso ese día no será como los demás.”

“Ágil y veloz, oscuro como la noche. Luz y reflejos van y vienen en los pequeños espejitos de su moto.”

“Step da vueltas por la fiesta, mira a su alrededor, escucha distraído estúpidas conversaciones de chicas de dieciocho años: los vestidos tan caros que han visto en los escaparates, las motos que los padres se han negado a comprarles, noviazgos imposibles, cuernos asegurados, aspiraciones frustradas.”

- “Tienes razón, necesito una buena ducha, estoy todo pegajoso. Como es culpa tuya, la ducha la haremos juntos.”

- “Soy una bestia, un animal, te doy asco, y ahora, en cambio, ¿quieres subir detrás? ¿Detrás de uno que no tiene respeto por nada ni por nadie? Eh, no, ¡demasiado fácil! En este mundo hace falta coherencia, coherencia. […] Perdona, lo hago por ti. Luego lamentarás haber llegado a un acuerdo. Es mejor que te mantengas firme en tu opinión. Yo soy una bestia y tú vas a pie hasta casa. ¿De acuerdo? […] Sin embargo, si te disculpas, te tragas lo que has dicho y dices que te has equivocado… Entonces no hay problema… Yo te puedo acompañar porque, en ese caso, hay coherencia.”

“La moto arranca veloz, con rabia, dando un salto hacia adelante. Babi, instintivamente, lo abraza. Sus manos acaban sin querer bajo la cazadora. Su piel está fresca, su cuerpo caliente en el frío de la noche. Babi siente deslizarse bajo sus dedos unos músculos bien delineados. Se alternan perfectos a cada movimiento suyo. El viento le acaricia las mejillas, el pelo mojado ondea en el aire. La moto se ladea, ella lo abraza con más fuerza y cierra los ojos. El corazón empieza a latirle enloquecido. Se pregunta si será solo a causa del miedo.”

“A veces el miedo es realmente algo terrible. Te impide disfrutar de los mejores momentos. Si no sabes vencerlo, es como una especie de maldición.”

“En su muñeca, llamativa y socarrona, se agita la bandana de Babi.”

“Bueno, pececito, ¿no me das un beso de buenas noches?”

“En el atardecer que hay pintado sobre los cristales de su ventana contempla el transcurrir de aquella historia. La boca de Step, su sonrisa burlona, el momento en el que se lo cuenta todo a Pollo, su carcajada y luego la repetición de la misma historia a Pallina y quién sabe a quién más.”

“Lentamente, abandona las armas. <<Mítica pareja.>> Orgullo, dignidad, rabia, indignación. Caen deslizándose como un camisón de seda sin tirantes, por su cuerpo liso y dorado. Y ella, finalmente liberada, sale de él con facilidad, con un simple paso.”

P.D: Os traigo también una exclusiva. La elegida para representar a Gin en la continuación de Tres metros sobre el cielo es Clara Lago. ¿Qué os parece esta elección?


Y la fecha prevista para que todos podamos disfrutar de Tengo ganas de ti en los cines es el 22 de junio del próximo año.

2 comentarios:

  1. Me gusta mucho tu blog, y como sé la de sonrisas que hace un nuevo seguidor, desde hoy te sigo.
    Yo también tengo un blog y me haría ilusión que tú también me siguieras.
    Es este:
    http://paraalimentarmedetisolonecesitotuaire.blogspot.com/
    Te espero, pasate, me harías feliz como yo te e echo a ti.
    Un besazo, y te esperoo!

    ResponderEliminar
  2. Nos alegra mucho que te guste y gracias por hacerte seguidor. Esperamos que sigas atento a las nuevas entradas!! Y ya tienes una seguidora más en tu blog!! Bss :)

    ResponderEliminar