miércoles, 25 de abril de 2012

Reseña de Canciones para Paula, Blue Jeans


Título: Canciones para Paula
 
Autor: Blue Jeans

Editorial: Everest

Nº de páginas: 680

Encuadernación: tapa blanda con solapas

Fecha de publicación: noviembre 2009

Precio: 19'95€

Continuaciones: ¿Sabes que te quiero?, Cállame con un beso

Si te ha gustado este, también te gustarán: Carolina se enamora, Perdona si te llamo amor, El club de los corazones solitarios, Diez cosas que hicimos (y que probablemente no deberíamos haber hecho)

SINOPSIS

Paula, una joven a punto de cumplir los 17, se ha citado con Ángel, un chico con 22 años al que ha conocido chateando. Está nerviosa e ilusionada. Los minutos pasan y el chico no llega, por lo que ella decide meterse en un café cercano. Allí tiene un divertido encuentro con Álex, un desconocido, que casualmente está leyendo el mismo libro que ella. Ambos son jóvenes y guapos… Álex tiene que irse precipitadamente porque tiene un compromiso. Cuando Paula ya se dispone a salir, aparece Ángel y se disculpa por el gran retraso. Él es periodista y esta tarde ha tenido que entrevistar a Katia, la cantante de moda…

Amor, desamor, encuentros, mentiras, amistad, música… Todo tiene cabida en esta romántica historia que sin duda te mantendrá sin pestañear hasta el final.

OPINIÓN

Esta novela juvenil es atrayente y realista. No presenta ningún tipo de ficción, como vampiros, ángeles o licántropos. La vi por primera vez un día en El Corte Inglés y me llamó mucho la atención que fuera “la primera novela que ha pasado de las redes sociales al papel”.

Los personajes son adolescentes con las hormonas revolucionadas. Van al colegio, estudian, tocan algún instrumento, viven con sus padres y tienen el placer de experimentar el primer amor. Un amor que, por ser el primero, es único y especial. Pero también es confuso e irreal.

La Red posee un papel importante en el transcurso de la historia, pues Ángel y Paula se conocen a través de este medio. Ambos están de acuerdo en no saber la fisonomía del otro, ya que prefieren verse por primera vez en persona. Este primer encuentro les atemoriza, pero deciden que debe tener lugar. Es un cita curiosa en el que ambos reconocen que están enamorados del otro.

La música también tiene mucha importancia ya que es la manera en que los pretendientes de Paula intentan conquistarla y llegar a su corazón. Cada uno lo hará de una manera distinta, a cual más original.

Durante la historia se desarrollan diversos triángulos amorosos. Como el propio autor explicó, todo son triángulos amorosos de todos los tipos imaginables. Se presentan diversos paradigmas de amor, desde el mágico y maravilloso hasta el no correspondido.

El principal triángulo amoroso es el de Paula, Ángel y Álex. Paula conoce a Ángel desde hace dos meses, pero nunca lo ha visto en persona. El día que se va a producir el encuentro, la chica tropieza casualmente con Álex, un joven aspirante a escritor y saxofonista. Este joven se siente atraído por Paula desde el primer momento. Además, Paula recibirá la declaración de su gran amigo Mario lo que la desconcierta demasiado y llegará un momento en el que deberá tomar una decisión. Una decisión que traerá sus consecuencias. Una decisión que cambiará su vida y la de los demás.

Esta decisión provocará un final inesperado y final sorprendente, pero que tiene su razón de ser. El epílogo dejará en suspense la historia. Esa última frase. ¿Quién será ese chico disfrazado de Mickey Mouse?

No es un libro con un guion lineal, ya que el autor va saltando de un personaje a otro en cada capítulo. Por lo que puede que tengas que esperar varios capítulos hasta volver a saber de algún personaje.

Está dedicado principalmente a los adolescentes por los temas tratados. Son temas actuales que les incumben principalmente a ellos, como el amor, la amistad, los sueños, los estudios, las aspiraciones…

Los capítulos son cortos y dinámicos. Canciones para Paula tiene 111 capítulos. Cada uno de ellos termina con pie a leerte el siguiente.

Es una historia adictiva, difícil dejar de leer una vez que has empezado. Su argumento se va complicando a lo largo de la historia, ya que aparecen nuevos personajes y tramas. Todo está entrelazado.

La pluma de este magnífico autor me ha atrapado desde el primer momento. He disfrutado de la experiencia de poder conversar con el autor de esta espléndida novela en varias ocasiones. Canciones para Paula es un fabuloso libro con una trama atrayente.

Para mí ha sido una experiencia fantástica haber conocido a Blue Jeans, una persona muy amable y simpática.

Blue Jeans me ha enseñado algo muy importante: “comprendí que las cosas hay que lucharlas, hay que esforzarse, hay que darlo todo por lo que crees y que en cualquier momento te puede llegar tu oportunidad.” Espero que a todo el mundo le llegue su oportunidad y que sepa tener paciencia hasta que esta se presente. Y tal y como dijo este grandísimo autor, hay que ser humildes y no creerse mejor que nadie.

Cualquier sueño se puede cumplir.

Atrévete a sumergirte en esta encantadora historia en la que el amor surge en el sitio más inesperado. Como una flor que brota en un desierto.

Un amor mágico y confuso. ¿Atravesará las fronteras del corazón?

Porque aunque todo pueda parecer confuso siempre hay un atisbo de luz en esa oscuridad que nos envuelve.

SPOILERS

“Una tarde de marzo en algún lugar de la ciudad…”

“De su cuaderno de Matemáticas cae una foto que esa misma mañana había hecho en el instituto y que nada más llegar a casa había impreso. Paula está preciosa. Bueno, tal vez preciosa no sea la palabra, ya que sale sacando la lengua y guiñando un ojo. Pero para Mario ella siempre está preciosa…”

“Paula acerca sus labios a los de Ángel y los roza un instante con los suyos para terminar dándole un primer beso rápido. Luego, otro algo más largo y profundo. El tercero supera al segundo. Y así fue cómo, con la luz de la luna en una noche despejada, con el ruido del agua de una fuente como banda sonora, Paula y Ángel se dieron su primer beso.”

“¿Qué querrá Álex? ¡Qué chico tan misterioso! Paula lo conoce de un ratito en una cafetería de manera casual. Su primer encuentro parece sacado de una película de estas romanticonas…”

“Él: Llevaré una rosa roja para que sepas quién soy.
Ella: ¿Una rosa roja? ¡Qué clásico!
Él: Ya sabes que lo soy.
Ella: Yo llevaré una mochila fucsia de las Supernenas.
Él: ¡Qué infantil eres!
Ella: Ya sabes que lo soy. […]
Ellla: ¿Estás seguro de lo que vamos a hacer?
Él: No. Pero tenemos que hacerlo.
Ella: Como no aparezcas…
Él: Apareceré.”

“La nota le hace sonreír y Paula termina soltando una pequeña carcajada. Guarda el libro dentro de su mochila de las Supernenas y camina hacia las escaleras de la planta alta del Starbucks sin poder evitar una sonrisa tonta.”

“Y el tío va y me dice que espera que el final del libro me guste. Qué capullo…” Pero, hablando de capullos… En ese momento, otro joven alto, atractivo, sube a toda velocidad las escaleras de la cafetería. Va tan deprisa que no ve a Paula: al tropezar con ella, la chica da un culazo contra el suelo y él casi se cae encima, pero consigue saltarla y termina de rodillas justo detrás. De sus manos resbala una rosa roja. Ambos de miran sorprendidos. Él sonríe al ver la mochila de las Supernenas en el suelo.
Paula tarda en reaccionar. Ante sí está el chico con el que lleva hablando dos meses. Dos meses de bromas, risas, iconos, canciones, juegos, palabras. Muchas palabras. Pero ni siquiera se habían visto nunca. Ni una foto. Nada. Sin embargo, ella estaba convencida de que le gustaba. Y ahora lo tenía de rodillas a su lado. Como en un sueño. Irreal.”

“Las once rosas que te faltaban para completar la docena. Gracias por una noche mágica.”

“El amor no correspondido es el mejor amigo de la soledad.”

“El chico sonríe. Nunca olvidará aquel día. ¿Qué será de ellos cuando la historia de los cuadernillos de Tras la pared haya terminado? ¿Cuál será su relación? Desea conocerla más, saber todo de ella. Pero es mejor no pensar en ese momento. Aún queda jornada por delante y trabajo por hacer. […]
Álex ya lo ha visto. Se pone de puntillas para cogerlo. Primero lo roza con sus dedos, luego consigue sacar un poco de la cubierta de la novela. Casi lo tiene ya, pero, cuando va a atraparlo, el libro cae.
Paula pone las manos para impedir que choque con el suelo; en el intento, su cara y la de Álex quedan a pocos centímetros. Sus ojos están cerca. Tanto como sus labios. Casi pueden sentir la respiración agitada del otro. El pelo de ella toca la camiseta de él. El tiempo se para por unos instantes para los dos. […]
Sonríen. Existe cierto nerviosismo entre ambos. Incluso cuando Paula le da Perdona si te llamo amor al chico, para que esconda el cuadernillo dentro, sus manos se tocan. Piel con piel. Más tensión acumulada, más tensión contenida.”

“Ilusionas mi corazón.
Nunca pensé que pudiera amar
Como te amo a ti, mi amor,
Como te quiero a ti, jamás.
Y en esta historia de dos,
Que no tiene escrito el final,
Tú eres mi cielo, mi sol,
Tú eres mi luna, mi mar.”

“Hay miradas de todo tipo: miradas que matan; miradas que enamoran; miradas curiosas, indecisas, inocentes, descaradas… Miradas que se escapan donde no se debe mirar y miradas que sucumben a otra mirada.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada