viernes, 18 de septiembre de 2015

Crítica de Las pruebas (El corredor del laberinto 2)

El martes asistí a una premiere de Las Pruebas que se hizo en uno de los cines de Madrid. La sala estaba abarrotada de pingajos deseosos de ver la continuación de la saga de James Dashner. Muchos no podían esperar a su estreno hoy viernes 18 de septiembre, y yo tampoco. Gracias a un concurso de Facebook, tuve la suerte de incluirme entre los asistentes a este pase de martes tarde-noche.




¡NO APTO PARA AQUELLOS QUE NO HAN VISTO LA PRIMERA PARTE!

La película comienza en el punto exacto en el que termina El corredor del laberinto. Thomas y los demás que han conseguido salir del laberinto piensan que CRUEL ya no existe y viajan en un helicóptero rumbo a una nueva vida en la que estarán a salvo. O al menos eso es lo que ellos creen. Al llegar a una gigantesca base serán recibidos por Janson, conocido en los libros como Hombre Rata, que les prometerá un nuevo comienzo.

Este es a grandes rasgos el inicio del segundo filme y como no quiero revelaros más de la trama, me quedaré justo aquí. A partir de este momento, las diferencias con respecto a la novela comienzan a ser cada vez mayores, hasta el punto de eliminar parte del argumento principal de este segundo libro e incluso conectar las escenas de una manera completamente distinta.

Considerando esta película como una adaptación literaria, me ha decepcionado bastante que respetaran tan poco la trama del libro. Conforme avanzaban los minutos, me iba haciendo a la idea de que lo que estaba viendo era una película con enormes cambios en el guión con respecto al manuscrito original. Asimismo, me pareció entrever un giro de la trama que tal vez, solo tal vez pueda cambiar el final de La cura mortal. (Esperemos que no)

A pesar de ello, han sido dos horas que he disfrutado muchísimo. Los actores interpretaban a la perfección sus papeles, aunque tengo que reconocer mi predilección por Dylan O'Brien y Thomas Brodie-Sangster. Les adoro. Además, los infectados por el Destello estaban caracterizados con tal realismo que te ponían los pelos de punta. Asimismo, los escenarios y efectos especiales eran prácticamente perfectos.

Sin tener en cuenta que era una adaptación, la película es tremendamente entretenida, con mucha más acción que la anterior, momentos de tensión que te mantienen atrapado en el asiento y algún que otro toque de humor en las situaciones perfectas. En definitiva, es una película que merece la pena ir a ver al cine.

2 comentarios:

  1. ¡Buenas! Es eso, lo único malo realmente de la película es que no fue nada fiel al libro, por lo demás es una buena peli apocalíptica ;)
    Y sí, ¡Estuvimos en el mismo sitio!
    Nos leemos!

    ResponderEliminar